Ir directamente al contenido
¡Envío gratis en pedidos superiores a $150!
¡Compre ahora y ahorre!
¡Mejora tu experiencia nupcial!
¡Envío gratis en pedidos superiores a $150!
¡Compre ahora y ahorre!
¡Mejora tu experiencia nupcial!
¡Envío gratis en pedidos superiores a $150!
¡Compre ahora y ahorre!
¡Mejora tu experiencia nupcial!

Tradiciones de revelación: ¿cuándo debe una novia quitarse el velo?

Las bodas son una hermosa combinación de tradiciones, emociones y toques personales, lo que hace que cada una sea única. Uno de los símbolos más icónicos...

Las bodas son una hermosa combinación de tradiciones, emociones y toques personales, lo que hace que cada una sea única. Uno de los símbolos más icónicos del atuendo de una novia es su velo, una pieza que transmite belleza y tradición. Pero cuando se trata de quitarse el velo, no existe una respuesta única. Profundicemos en este delicado tema con calidez, empatía y un toque de humor, guiándolo a través del proceso de toma de decisiones.

El velo: algo más que tela

Antes de hablar del cuándo, comprendamos el por qué. El velo de novia está lleno de historia, simboliza pureza, protección y, a veces, una declaración de moda que une todo el look. Pero a medida que avanza el día, entran en juego la practicidad y las preferencias personales.

Navegando por tu gran día

La ceremonia: un asunto velado

Tradicionalmente, manténgalo puesto: durante la ceremonia de la boda, el velo sigue siendo una parte clave del look general de la boda y, a menudo, es el toque final del look de la novia. Es un momento de tradición, ya sea un velo catedral adornado que se arrastra detrás de ti o un velo minimalista que agrega la cantidad justa de elegancia.

Después de la ceremonia: captura el momento

  • Elegancia fotogénica:
    Después de los votos, se trata de capturar esos momentos. La mayoría de las novias optan por dejar el velo puesto para la sesión de fotos posterior a la ceremonia. El velo añade una capa de romance y suavidad a las fotografías que es difícil de replicar con cualquier otro accesorio.

La recepción: hablemos de comodidad y estilo

¿Velar o no velar? Aquí es donde realmente entra en juego la preferencia personal. El fragmento destacado de Google se hace eco de un sentimiento común: "Quitarte el velo depende totalmente de ti". Muchas novias optan por quitarse el velo después de la ceremonia y las fotografías por razones prácticas. Un velo largo puede resultar incómodo durante la recepción: ¡piense en bailar, socializar y, seamos honestos, comer!

Facilidad de movimiento

Quitarse el velo puede simbolizar la transición de la parte formal de la celebración a la fiesta. Permite más libertad para moverse, bailar e interactuar con sus invitados.

Cambiando tu apariencia

Algunas novias ven la recepción como una oportunidad para mostrar una segunda mirada. Quitar el velo o cambiar a uno más corto y manejable puede transformar completamente tu apariencia, agregando un elemento de sorpresa y frescura a tu conjunto.

Escuchando tu corazón

Si bien la tradición y la practicidad ofrecen orientación, la decisión en última instancia recae en usted. Es tu día, tu comodidad y tu recuerdo en ciernes. Ya sea que elija dejar el velo puesto como símbolo de su día especial o quitárselo para soltarse y celebrar, asegúrese de que su elección refleje su personalidad y su visión del día de la boda.

Un gesto simbólico

Para algunas, quitarse el velo puede tener un significado simbólico, ya que representa la inauguración de un nuevo capítulo en la vida o la transición de "novia" a "pareja". Este puede ser un momento profundamente personal, ya sea en privado o como parte de las festividades de recepción.

Todas tus preguntas sobre el velo, respondidas.

Cuándo ponerse el velo

Si bien puede resultar atractivo ponerse el velo inmediatamente después de ponerse el vestido de novia, es fundamental considerar primero el horario del día. Si el lugar para su primer look está a una corta distancia a pie, es aconsejable que su estilista le coloque el velo justo antes de partir. Esto garantiza que permanezca perfectamente en su lugar y no interfiera con ningún ajuste de último momento mientras se prepara para salir. Sin embargo, si necesita conducir hasta el lugar de la ceremonia, considere esperar hasta llegar para ponerse el velo. Esta estrategia ayuda a evitar arrugas o desplazamientos accidentales que puedan ocurrir durante el viaje en automóvil, afectando potencialmente tanto el velo como el peinado.

Cuándo quitarse el velo

La decisión de quitarse el velo es totalmente personal. Muchas novias, especialmente aquellas con velos más largos, optan por quitárselos después de la ceremonia y después de completar sus sesiones de fotos. Esto permite una mayor libertad y comodidad durante la hora del cóctel y recepción, facilitando la movilidad y el disfrute de las fiestas.

Asegurando tu velo para el gran día

Para garantizar que el velo se mantenga perfectamente en su lugar durante toda la ceremonia, aunque venga con un peine que parece seguro, no querrás correr el riesgo de que salga volando en un momento inoportuno. Una vez que hayas colocado tu velo, toma un par de horquillas que combinen bien con el color de tu cabello. Sujeta con cuidado el velo a tu cabello, asegurándote de que las horquillas queden bien ocultas debajo de tus mechones. Usar una o dos horquillas a cada lado, colocadas en forma de X, ofrecerá seguridad adicional.

Elegir a la persona adecuada para quitarse el velo

Si bien lo ideal sería que su estilista fuera el candidato perfecto para quitarle el velo después de la ceremonia, no siempre es factible que se quede allí durante horas adicionales, lo que también podría generar costos adicionales. Una solución práctica sería contar con la ayuda de su organizador de bodas o pedirle a su estilista que instruya a un confidente cercano, como su madre o su dama de honor, sobre la forma correcta de quitarse el velo sin estropear su peinado.

La persona encargada de esto primero debe quitar con cuidado los pasadores que sujetan el peine. Luego, colocando una mano debajo del velo y encima del peine para estabilizar su cabello, deberá usar la otra mano para levantar suavemente el peine hacia arriba. Al mantener una presión suave sobre tu cabello e inclinar el peine lejos de tu cabeza mientras lo retiran, asegurándote de que cuando finalmente se suelten los dientes del peine, el peine esté perpendicular a la parte posterior de tu cabeza, tu peinado permanecerá intacto y la eliminación del velo. será perfecto.

Envolviendolo

La cuestión de cuándo una novia debe quitarse el velo es más que una simple cuestión de tiempo: es una elección personal que refleja el estado de ánimo, el estilo y el espíritu del día de la boda. Ya sea que se incline hacia la tradición o haga una declaración de comodidad y estilo, recuerde que el día de su boda es un reflejo de usted. Entonces, elijas lo que elijas, úsalo (o no) con confianza, gracia y un toque de tu estilo único.

Al final, ya sea que el velo se quede en tu cabeza o llegue a tus manos, lo más importante es que sea tu decisión, hecha con amor, reflexión y un toque de practicidad. Estamos aquí para hacer que el día de su boda sea tan hermoso y único como su historia de amor.

Últimas noticias

Añade una breve descripción de las novedades de tu marca.

¿Están los velos de novia dentro o fuera para 2024? Revelando la verdad

Las tendencias nupciales, al igual que los movimientos de baile de tu excéntrica tía Edna en las reuniones familiares, siempre están evolucionando. Y cuando se trata de la pregunta apremiante...

Lee mas
La verdad velada: revelando la mística de los velos de novia

una franja de tela que ha desconcertado y adornado a las novias a lo largo de los siglos, convirtiendo simples paseos por el altar en desfiles para quienes tienen inclinaciones...

Lee mas
¿Cuál es el coste medio de un velo de novia?

En el país de cuento de hadas de la planificación de bodas, se esconde una pregunta engañosamente delicada que podría inclinar la balanza de su presupuesto: ¿Cuánto debería gastar realmente...

Lee mas
Velo o no velo: revelando la elección de la novia moderna

Las bodas son un momento de alegría, amor y, ocasionalmente, un momento de noviazilla. Pero cuando se trata de moda, las novias modernas dicen cada vez más "no quiero" a...

Lee mas

Carrito

Su carrito está vacío.

Empieza a comprar

Seleccione opciones